Salud concluirá en el segundo semestre de este año un Plan Integral de Atención al Paciente con Enfermedades Crónicas

dianagosalvez Diana Gosálvez Prados last modified 21/02/2011 18:10

Montero interviene en una Conferencia Nacional sobre la materia que se ha celebrado en Sevilla y de la que saldrá un documento de consenso con otras comunidades

MonteroLa Consejería de Salud está trabajando en la creación de un Plan Integral de Atención al Paciente con Enfermedades Crónicas que unifique las diversas actuaciones sanitarias que reciben en la actualidad estas personas en Andalucía. Dicha estrategia, que previsiblemente se presentará en el segundo semestre del año, asegurará la continuidad asistencial y facilitará aún más el acceso de estos usuarios a los recursos disponibles.

La titular del ramo, María Jesús Montero, ha inaugurado la Conferencia Nacional para la Atención al Paciente con Enfermedades Crónicas, que se celebra en el Hospital Universitario Virgen del Rocío. Este encuentro, el primero de estas características que se organiza en España, está organizado por la Sociedad Española de Medicina Interna, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, así como por las consejerías de Salud de País Vasco, Comunidad Valenciana y Andalucía.

Durante la clausura de esta cita, en la que intervendrá también la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Patín, se publicará un documento de consenso que facilite el desarrollo en las distintas comunidades autónomas de estrategias para la atención específica de estos pacientes.

Un paso más

Andalucía, por su parte, lleva ya varios años trabajando en la creación de programas que atiendan los distintos problemas de salud que padecen estos pacientes. En concreto, la Escuela de Pacientes de la Consejería de Salud ha formado a más de 5.000 andaluces con enfermedades crónicas en el manejo de su enfermedad desde que se creara esta iniciativa, en 2008.

Además, todos los andaluces tienen desde este año acceso a su Historia Digital de Salud, una prestación que se inició en el año 2000 en Atención Primaria pero que en la actualidad se ha extendido su uso y permite la petición on line de analíticas, consultar imágenes diagnósticas entre diferentes niveles asistenciales y que los profesionales que trabajan en las puertas de Urgencias hospitalarias inserten los datos de la atención que han prestado en la historia del paciente, para que después puedan ser consultados por su médico de familia.

La receta electrónica es otra de las aplicaciones que permite Diraya, el soporte informático de la Historia Digital de Salud. Anualmente se registran cerca de 100 millones de prescripciones por esta vía, de las que el 76% van dirigidas a pacientes crónicos. Este porcentaje pone de manifiesto la utilidad de este sistema para este colectivo, ya que les evita tener que acudir al médico para renovar su tratamiento.

La implantación de Diraya, además, ha permitido que estos usuarios reduzcan en un 15% las visitas a su médico de familia y en un 10% al especialista. Además, su uso ayuda a la sostenibilidad del sistema sanitario público, según un estudio elaborado por la Comisión Europea en el que determina que cada euro que se invierte en esta tecnología revierte en 1,7 euros de beneficio.

Dentro del campo de las nuevas tecnologías, los pacientes crónicos también tienen a su disposición el servicio Salud Andalucía 24 horas en el que pueden consultar sus dudas. Este canal, operativo a través del 902 505 060 todos los días a cualquier hora, incluido festivos, resuelve más de 90.000 peticiones de información sanitaria de calidad al año.

Por otro lado, las personas cuidadoras de pacientes crónicos dependientes cuentan con el Plan de Apoyo a las Cuidadoras, una iniciativa que se enmarca en el Plan de Atención a las Familias Andaluzas. Salud tiene censadas 120.000 cuidadoras de una edad media de 60 años. En total, ha constatado que el 83% de las cuidadoras son mujeres con una relación de parentesco directa (el 38% son hijas y el 22% esposas).

Desde la perspectiva de los profesionales se puede añadir que casi todos los sanitarios del sistema sanitario público de Andalucía están organizados en Unidades de Gestión Clínica que promueve una atención integral del paciente. Este modelo se basa en un sistema en red que se aleja de la clásica organización vertical y jerárquica, en la que los diferentes niveles asistenciales (atención primaria y especializada, por ejemplo) no se coordinaban entre sí.

Salud, en esta nueva organización de trabajo, ha promovido la creación de un proceso asistencial integrado para la Atención al Paciente Pluripatológico y diversos planes integrales que aúnan los protocolos asistenciales que se recomiendan en el abordaje de algunas patologías crónicas como la diabetes, el cáncer, la enfermedad mental y las enfermedades cardíacas.

Asimismo, ha creado un Observatorio de Prácticas Innovadoras en el Manejo de Enfermedades Crónicas Complejas (Opimec). Se trata de una herramienta 2.0 de gestión del conocimiento que promueve el intercambio de información y esfuerzos entre personas y organizaciones de todo el mundo interesadas en optimizar la capacidad del sistema sanitario en el abordaje de estas patologías.

El paciente crónico

El envejecimiento natural de la población y el aumento de las enfermedades crónicas en los últimos años está obligando a que los sistemas sanitarios adapten sus recursos y los reorientes para ofrecer una atención integral a estos pacientes. De hecho, las patologías crónicas son en la actualidad responsables del 59% de las muertes en el mundo y copan más del 70% del gasto sanitario, ya que las personas que las padecen suelen ser grandes frecuentadores de los servicios de salud.

La Consejería de Salud, consciente de esta realidad, ha ido poniendo en marcha una serie de medidas que confluirán en el Plan Integral de Atención al Paciente con Enfermedades Crónicas. No obstante, la pronta incorporación de estas actuaciones ha permitido que la administración andaluza garantice la asistencia a un cada vez mayor número de personas con enfermedades crónicas y con grandes necesidades de asistencia.

Así y a pesar del incremento de pacientes crónicos, el número total de urgencias que se atiende en Andalucía se ha mantenido estable desde 2005, e incluso ha registrado un descenso del 5% en el ámbito hospitalario. Las consultas de medicina de familia que se dispensan actualmente son las mismas que en el año 2000 (6,1 por habitante).

En cuanto a la tasa de ingreso y estancias, representa la mitad de la media del resto de países de la OCDE: 10.800 ingresos por 100.000 habitantes frente a los 22.000 de Alemania, o 28.000 de Francia y Austria, por ejemplo.

 

 

21/01/2011

Consejería de Salud. Junta de Andalucía

Prensa