Estudio de Nivel de Depencia en Pacientes Incluidos en Programa de Enlace Hospitalario

editor Equipo editorial — 23/04/2009

Complejo Hospitalario Torrecárdenas

Es evidente que se está produciendo un envejecimiento de la población, un incremento de enfermedades crónicas y degenerativas que conllevan a más episodios de hospitalización con mayor riesgo de deterioro físico, psíquico y emocional tanto de la persona enferma como de la cuidadora. Muchas de estas personas, a consecuencia de los problemas que genera el episodio de hospitalización, aumentan su nivel de dependencia. No identificar de forma precoz estos problemas que conllevan una disminución en la calidad de vida tanto del paciente como del cuidador va a suponer desaprovechar recursos y esfuerzos realizados por todos los profesionales durante la hospitalización.

Fragilidad, pluripatología o polipatología y/o enfermedades crónicas complejas

Prevención
Inversion en programas de prevencion
Detección
Crea registros y sistemas de contacto de pacientes
Tratamiento
Facilita la gestión por procesos
Objetivos de autogestión
Permite cuidados a domicilio

Estudio  del grupo de pacientes y cuidadoras de nueva captación que se han incluido en Programa de Enlace desde Septiembre de 2006 hasta Agosto de 2007 en el Complejo Hospitalario Torrecárdenas. Valoración del  nivel de autonomía para actividades de la vida diaria mediante  Índice de Barthel inicial y al alta de este grupo. 

Justificación/contexto:

La enfermera gestora de casos en el hospital, tiene como objetivo dar respuesta a estas personas especialmente vulnerables a los servicios de salud.
Orientando la actuación a la vuelta de la persona a su entorno habitual, trabajando de forma coordinada con los profesionales de salud que intervienen en el proceso, y así asegurar una vuelta planificada al domicilio, consensuada con todos los implicados.

En el hospital, conocer el nivel de autonomía previo al ingreso, y el que presenta cuando éste se produce, nos permite planificar intervenciones dirigidas a mantener ese nivel de autonomía e incluso mejorarlo;
y si no fuera posible mejorarlo trabajar con la persona que los suplirá parcial o totalmente cuando vuelvan a casa, para incluirlo en el plan de cuidados e iniciar, si está de acuerdo, la formación en conocimientos y habilidades que necesitará a la hora de la vuelta a casa.

Objetivos:

Análisis y descripción de los casos de pacientes que presentan un nivel de dependencia total o severa para actividades básicas de la vida diaria con cuidadores identificados.

Actividad:

Recogida de datos durante un año, se inició en septiembre del 2006 hasta agosto 2007.

Determinar nivel de autonomía para A.B.V.D. del paciente mediante Índice de Barthel al ingreso y al alta hospitalaria. Así hemos valorado la capacidad de cada persona para realizar diez actividades de la vida diaria consideradas como básicas.

Identificar a los cuidadores familiares con los que podíamos trabajar durante el ingreso.

Innovación:

Evaluar qué repercusión tiene la intervención de las enfermeras de enlace hospitalarias sobre este grupo de pacientes y sus cuidadoras.

Estudiar el efecto que tiene el abordaje precoz y preparación de la cuidadora para la mejora del nivel de autonomía del paciente aún en casos con un elevado nivel de dependencia.

Resultados:

El grupo de pacientes incluidos en este periodo fue de 517.
• De los 517 pacientes que constituyen el grupo estudiado identificamos a 393 con cuidador principal.
• De los pacientes con cuidador responsabilizado, el 86 % presenta dependencia total o severa al inicio de ser abordados.
• Tras la intervención realizada encontramos que son el 78 % los que presenta dependencia total o severa al alta de la hospitalización.
• Tras el estudio estadístico ha quedado demostrado que la diferencia entre el Indice de Barthel al inicio y al alta es significativa en el grupo abordado. (Prueba t de Student para muestras relacionadas, p<0.001).

Conclusiones:

Los hallazgos encontrados en el estudio del nivel de dependencia de este grupo de pacientes y de sus cuidadores nos indica que la intervención proactiva:
Influye positivamente en su mejora, tanto en el paciente como en la cuidadora ya que el aumento de puntuación en alguna de las actividades básicas de la vida diaria supone un aumento en la calidad de vida de ambos.
Permite disponer de un cuidador familiar responsabilizado y formado antes del alta para los cuidados inmediatos en domicilio.
Sigue siendo necesario analizar y mejorar la atención enfermera del cuidador familiar durante su paso por el hospital, tanto como proveedor de cuidados como persona que precisa servicios de salud.

 

 

 


1/09/2006

31/08/2007

ESPAÑA

Andalucía

Almería

Almería

04009, Almería
Mapa de Prácticas
Complejo Hospitalario Torrecárdenas Organización
 

Comentarios


 Sin comentarios todavía. Añada un comentario en el formulario a continuación.