Bengoa cree que la euskaldunización en Osakidetza debe ser más "progresiva"

editor Equipo editorial última modificación 3/12/2009 14:26

El consejero de Sanidad del Gobierno vasco ha asegurado que, de seguir con la actual línea, se podrá "tener a todos los profesionales" que se pretende mantener en Euskadi

El consejero de Sanidad del Gobierno vasco, Rafael Bengoa, ha asegurado hoy que la euskaldunización en el Servicio Vasco de Salud debe ser "más progresiva" con el objetivo de mantener y atraer profesionales sanitarios a Euskadi.
En un desayuno informativo del Forum Europa celebrado en Bilbao, Bengoa ha aludido a la euskaldunización de Osakidetza que, en su opinión, es un objetivo "importante". No obstante, ha apostado por hacerlo "de forma más progresiva" porque, de seguir con la actual línea, se podrá "tener a todos los profesionales" que se pretende mantener en Euskadi, "tener aquí y atraer hacia aquí". "Creemos que estamos todos de acuerdo con el fin último de la euskaldunización de Osakideteza, pero creo que es importante hacerlo de una forma más progresiva", ha explicado.
El consejero también ha recordado que la intención de su departamento es abrir OPEs en algunas especialidades médicas a lo largo de la legislatura, aunque con la actual crisis económica habrá que esperar al mejor momento para poder hacerlo.
El copago "no servirá para financiar el sector"
Bengoa ha señalado que el copago "no nos sirve para financiar el sector". El consejero ha dicho que "puede ser un proceso disuasivo para el exceso de demanda, pero no es una forma de financiación". Sin embargo, según ha manifestado "apostaría mucho más e invertiría mucho más en los procesos educativos" dado su carácter de medida "estructural". "Poco a poco, me gustaría que los enfermos crónicos supieran gestionar sus patologías", ha añadido.
Bengoa ha remarcado que el sistema vasco de salud soporta una demanda "brutal" con una media de diez visitas anuales por persona al médico, la cifra más alta entre los países de la OCDE. Además, el envejecimiento de la población, unido al incremento de la esperanza de vida, ha hecho que Euskadi cuente con lo que ha denominado una "epidemia" de enfermos crónicos para la cual el sistema de salud "no está preparado".
Tras incidir en que la CAV cuenta con un buen sistema para curar a los pacientes agudos, ha abogado por adaptarse al contexto actual y crear un sistema nuevo para atender el aumento de pacientes crónicos. Según ha dicho, el 70% de las personas mayores sufre más de una enfermedad crónica.
Además, ha indicado que la sanidad vasca gasta actualmente una cantidad económica equivalente al 7,8% del PIB de la comunidad pero ha adelantado que el envejecimiento de la población conllevará un incremento de esta cifra en los próximos años, situándose entre el 12% o el 13% del Producto Interior Bruto vasco en 2025. El actual diseño del sistema sanitario "no será sostenible", según ha subrayado.
Pacientes crónicos
Bengoa ha añadido que los enfermos crónicos "van a ser la prueba de fuego" para el sistema y, como ejemplo, ya apuntado algunos datos esclarecedores de la importancia actual de este colectivo. Así, ha afirmado que 7 de cada 10 muertes en Euskadi están relacionadas con las enfermedades crónicas, que el 72% del gasto sanitario corresponde a personas con este tipo de enfermedades para las que no existe cura y que, además, dos tercios del incremento del gasto sanitario se debe a ellos. En concreto, cada enfermo crónico supone un gasto anual de 16.000 euros anuales de media para el sistema, frente a los 900 euros de los pacientes que no están aquejados por este tipo de patologías.
Pero, ¿qué hacer para reconfigurar el sistema y lograr una mejor atención a este colectivo de enfermos que suponen entre el 70% y el 80% de los usuarios?. Bengoa se ha mostrado partidario de "priorizar" las prestaciones para analizar qué debe entrar y qué no debe entrar en el sistema porque, según ha indicado, "no podemos incorporar absolutamente todo".
Asimismo, se ha mostrado partidario de crear un entorno para gestionar a los pacientes crónicos proponiendo, por ejemplo, una "estratificación" de los usuarios del sistema de salud en función del riesgo para poder incidir en los que más lo necesiten. Del mismo modo, Bengoa ha abogado por optimizar los procesos, llevar a cabo mejores prácticas y reducir los errores de la sanidad, que actualmente suponen entre un 7% y un 10% de las atenciones totales, y reducir los costes no clínicos.
El consejero ha asegurado que su equipo sabe lo que tiene que hacer y que es "optimista". Entre otras medidas, ha apuntado la necesidad de impulsar activamente la teleasistencia para que el paciente pueda ser cuidado en su propio domicilio. Del mismo modo, ha apostado por "reconectar" con los profesionales para buscar una "cogestión" del sistema y con los usuarios para intentar involucrarles en la "corresponsabilización" de su enfermedad. Además, se ha mostrado partidario de impulsar en mayor medida el trabajo en equipo y de innovar, aprovechando las tecnologías.
Con respecto al copago, ha explicado que "uno podría decir que introduciendo un copago rápido uno corresponsabiliza a los usuarios y vendrán menos al sistema". Sin embargo, ha precisado que "el problema del copago es que tiene una serie de efectos perversos porque afecta más a los que menos tienen". "El copago me podría puede estar solucionando algunas cosas muy coyunturales pero lo que nos hace falta a largo plazo es que los ciudadanos en este país tengan un control de su enfermedad y les hayamos ayudado a trabajar el control de su enfermedad", ha concluido.
Absentismo laboral
Por otro lado, Bengoa se ha referido al "alto" porcentaje de absentismo laboral entre los trabajadores de Osakidetza, en torno al 10%, y aunque ha reconocido que "es muy difícil" ser médico o enfermera por el "desgaste" del empleo, se ha comprometido a intentar reducirlo.
En relación ala utilización de los servicios de urgencias por parte de la población vasca, ha dicho que no existe una sobreutilización, aunque sí ha reconocido que el sistema necesita "reforzarse" en algunos lugares. Eso sí, a su juicio, el "problema" está en los altos ratios de utilización de los servicios de atención primaria (con una media de diez visitas anuales por persona).
 

3/12/2009

El Correo Digital

Prensa
Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco Organización