Guipuzkoa prueba con éxito un nuevo sistema de gestión de pacientes crónicos pluripatológicos

editor Equipo editorial last modified 5/11/2010 11:37

San Sebastián 25/11/2009 El consejero de Sanidad y Consumo del Gobierno vasco, Rafael Bengoa, cuenta ya en Gipuzkoa con una referencia clara para ayudar a orientar la reestructuración del sistema sanitario vasco hacia la mejora de la atención a crónicos como una de sus líneas estratégicas, según se deduce de los resultados de un estudio piloto implantado en Gipuzkoa para la gestión de personas con pluripatología crónica y por el que, entre 2003 y 2008, pasaron cerca de 12.000 pacientes.

En el marco del IV Simposio de Atención al Paciente Mayor de Igurco Orue, celebrado en Amorebieta-Etxano, José María Begiristain, subdirector de Aseguramiento y Contratación de la dirección territorial de Gipuzkoa del departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno vasco, expuso estos resultados y, según explicó, se eligió un perfil de paciente muy específico: una persona mayor con pluripatología crónica y con frecuentes reingresos en el sistema sanitario. "La cuestión que teníamos sobre la mesa, agregó, era dilucidar si este perfil de paciente podía ser gestionado de otro modo por el sistema sanitario para obtener una mayor calidad y seguridad asistencial y una mayor eficiencia en el uso del sistema".

Derivación de pacientes

Con este planteamiento, el servicio de Planificación de la dirección territorial de Gipuzkoa, de la que Begiristain era responsable en 2003, junto con el servicio de admisión del hospital Donostia, implementaron un 'servicio de admisión centralizado' en dicho centro sanitario. "Con el fin de derivar al paciente al tipo de centro más adecuado para su tratamiento y responder a las necesidades que el paciente plantea en cada caso", se habilitó progresivamente la posibilidad de que los hospitales de agudos y los servicios de atención primaria pudieran solicitar el lugar de ingreso de todo paciente con pluripatología crónica que se descompensase en su domicilio.

Tal y como manifestó Begiristain durante el simposio, para los ingresos se tenían en cuenta "los hospitales de media estancia, y los centros sociosanitarios". Antes de implantar el programa, el proceso común de un paciente que sufría una agudización de su patología crónica era su ingreso en los servicios de urgencia, su paso a un hospital de agudos y su posterior derivación a un hospital de media estancia. Según expuso Begiristain, "esto suponía un trasiego continuo del paciente y una mayor utilización de los servicios del sistema cuando en ocasiones no era realmente necesario".

Admisión centralizada

Con la puesta en marcha del nuevo servicio de admisión centralizado, "el paciente con pluripatología crónica podía ahora ingresar directamente en los centros de media estancia de Gipuzkoa (el Hospital Amara del complejo hospitalario Donostia, y el centro de media estancia de la Fundación Matia), sin pasar por los servicios de urgencias". Con ello, se dotó al sistema de la posibilidad de que los profesionales sanitarios "pudieran solicitar un ingreso en un hospital de media estancia o en un centro sociosanitario", según las necesidades del paciente.

Begiristain recordó que hasta la fecha, no se había podido articular el ingreso directo en media estancia desde los servicios de atención primaria y el ingreso directo desde urgencias sin pasar por el centro de agudos. Sin embargo, el experto advirtió ante los numerosos profesionales sanitarios y sociosanitarios que se dieron cita en el simposio de Igurco Orue de que "no todas las solicitudes de ingreso eran aceptadas". En los casos en los que el paciente requería de unos mínimos servicios médicos o de enfermería, "se derivaba el ingreso a los centros sociosanitarios de Cruz Roja y de Zumarraga".

Evaluación y resultados

Debido a la necesidad de controlar la marcha de esta innovación de la gestión sanitaria, se evaluaba al paciente al ingreso y a su salida del sistema sanitario o sociosanitario. Los resultados han sido concluyentes: "tras el análisis de los datos y las evaluaciones desarrolladas desde 2003 a 2008, hemos constatado que el nuevo sistema da como resultado una mejora de la capacidad funcional del paciente, una mejor estabilización clínica del mismo y disminuye la complejidad de los tratamientos que recibe".

El representante del departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno vasco puso de manifiesto otra bondad añadida del nuevo sistema, relativa a que "busca la resolución de los posibles necesidades de apoyo social que pueda precisar la persona mayor desde el primer día de ingreso del paciente en el sistema sanitario, con lo que no se pierde el tiempo, tras el alta sanitaria del paciente, para atender a las más que habituales necesidades de apoyo social que precisan gran cantidad de estos pacientes".

 

25/11/2009

Acta Sanitaria

Prensa
Hospital de Donostia Organization