Osakidetza ultima un plan para controlar a 300 pacientes crónicos desde casa

editor Equipo editorial last modified 19/11/2010 11:45

Destinará 1,7 millones a la experiencia, que arrancará en Álava

DV. Osakidetza pretende arrancar sin más dilación su batería de iniciativas para inaugurar una «nueva etapa» en la relación con el paciente, un concepto que el consejero Rafael Bengoa ha puesto sobre la mesa desde el mismo momento de su toma de posesión. El Servicio Vasco de Salud va a dar comienzo en los próximos meses al plan piloto para controlar a los enfermos crónicos desde casa. La novedosa experiencia se ensayará en Álava con al menos 300 pacientes diagnosticados de diabetes, insuficiencias cardíacas y enfermedades respiratorias. El Gobierno Vasco ha reservado 1,7 millones de euros para poner en marcha el sistema, que ha sido incluido como una de las inversiones clave en materia sanitaria dentro del plan anti-crisis elaborado por el Gabinete de Patxi López.
El consejero Bengoa ha mostrado de forma reiterada su preocupación por la forma de atención a los enfermos crónicos en el Servicio Vasco de Salud. De acuerdo a su criterio, el sistema sanitario de la comunidad responde de forma satisfactoria cuando los pacientes con dolencias de larga duración «sufren una crisis» y requieren los servicios médicos en los ambulatorios y hospitales, igual que ocurre con los episodios agudos. Pero el resto del tiempo el paciente crónico «no está en el radar» de los servicios sanitarios, ha asegurado el consejero.
 
Atención proactiva
 
No se trata sólo de una estrategia que mejorará la salud de la población, sino que puede tener también repercusiones económicas en un sector, la sanidad pública, que se lleva cada año la mayor porción del presupuesto vasco -más de 3.400 millones de euros en 2009-. Los enfermos crónicos protagonizan en la actualidad «el 80% de las interacciones con el sistema de salud» y consumen «más del 77% del gasto sanitario», según los datos de la propia consejería. Un control más continuo de las patologías crónicas puede facilitar que no aparezcan episodios de crisis, que se pueda mantener por más tiempo a los enfermos en sus domicilios y así «se eviten hospitalizaciones innecesarias, lo que mejorará su calidad de vida», subrayó Bengoa.
Será la primera experiencia en telemonitorización que se lleva a cabo en Euskadi, que pretende liderar esta estrategia a nivel estatal. Osakidetza ha tomado como referente un programa de asistencia integral a seropositivos puesto en marcha hace varios años por el hospital Clinic de Barcelona. Además, un año es el plazo que se ha marcado el consejero Bengoa para dar forma a lo que ha denominado Sanidad 2.0, una web a través de la cual los enfermos crónicos podrán estar en contacto con sus médicos.
 
 

15/09/2009

Diariovasco.com

Prensa