Comments of Unidad 3. Ganar en Salud. Un enfoque positivo de atención a la cronicidad

Lectura 7: "La promoción de la Salud definida en la carta de Ottawa"

La Promoción de la Salud está definida en la Carta de Ottawa como:

 

“el proceso que permite a las personas incrementar el control sobre su salud”


La promoción de la salud no parte de un enfoque del déficit (tratar los problemas de salud) sino de un enfoque positivo, que trata de potenciar los procesos que permiten a las personas ganar en salud, teniendo en cuenta las fortalezas y capacidades del medio físico, sociales y de las personas. Por esto, tiene como principales áreas de acción:

En Andalucía se han puesto en marcha Planes y Programas de Promoción de Salud que pueden servir de ejemplo ya que viene desarrollando actuaciones de sensibilización y formación en la población para la mejora de los hábitos de vida (se verán en la segunda parte de esta Unidad), entre los que se encuentran el Plan Integral de Tabaquismo en Andalucía (PITA), el Programa Forma Joven, que pone en relación a profesionales socio-sanitarios con los centros educativos y puntos de frecuentación de jóvenes andaluces, el Plan para la Promoción de la Actividad Física y la Alimentación Equilibrada realizando programas en distintos ámbitos (Por 1 Millón de Pasos, Rutas para la Vida Sana, Consejo Dietético, Comedores Saludables, etc.) y cuenta para ello con la participación de otras instituciones y entidades (deportivas, educativas, asociaciones, corporaciones locales, etc).

Estas actuaciones no sólo están destinadas a reducir los riesgos y prevenir las enfermedades. Buscan que aun en ausencia de enfermedad, las personas y grupos sociales alcancen el máximo potencial posible, operando en el verdadero sentido de concepto actual de Salud.

Anteriormente se vio que diferentes grupos socioeconómicos presentan valores diferentes en los indicadores de salud. Sin embargo, también cabe preguntarse por qué aun dentro de un mismo grupo, no todas las personas son igualmente vulnerables a los factores de riesgo o a la enfermedad.

 

La reorientación hacia la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad es una recomendación de las estructuras supranacionales y organismos internacionales. En España, se ha dado una respuesta que no podemos dejar de mencionar en este capítulo la Estrategia de Promoción y Prevención en el Sistema Nacional de Salud (SNS) que se desarrolla en el marco del Plan de implementación de la Estrategia para el Abordaje de la Cronicidad de reciente aprobación en el Consejo Interterritorial en Diciembre del 2013. Esta Estrategia propone el desarrollo progresivo de intervenciones dirigidas a ganar salud y a prevenir las enfermedades, las lesiones y la discapacidad. En el actual contexto socioeconómico, se hace imperativo un giro hacia la promoción y la prevención que proporcionará un doble beneficio, aumentar el bienestar y la cohesión social y trabajar en la sostenibilidad del sistema socio sanitario a medio y largo plazo.

España tiene una alta esperanza de vida (82,1 años), pero no en esperanza de vida con buena salud (61,5 en hombres y 59,4 en mujeres). La visión de esta Estrategia es promover una sociedad en las que las personas, familias y comunidades puedan alcanzar su máximo potencial de desarrollo, salud, bienestar y autonomía, y en la que trabajar por la salud se asuma como una tarea de todos. La misión es facilitar un marco común para la promoción de la salud y la prevención primaria a lo largo de la vida armonizando su integración en la cartera de servicios del SNS.

Líneas, objetivos e intervenciones de la Estrategia

El objetivo general es fomentar la salud y el bienestar de la población promoviendo entornos y estilos de vida saludables y potenciando la seguridad frente a las lesiones. Como objetivo global se plantea aumentar en 2 años la esperanza de vida en buena salud.

Las líneas estratégicas que se abordan son:

  1. Potenciación de la salud pública.
  2. Coordinación y gobernanza territorial.
  3. Equidad en salud.
  4. Reorientación de los servicios de salud.
  5. Intersectorialidad en salud.
  6. Empoderamiento en salud.
  7. Entornos saludables y seguros.
  8. Participación.
  9. Acción comunitaria.

Se desarrolla en un eje tridimensional de acción: por poblaciones, por entornos y por factores a abordar.

Los objetivos específicos planteados en la primera fase son:

  1. Promover estilos de vida saludables, así como entornos y conductas seguras en la población infantil mediante la coordinación de intervenciones integrales en los ámbitos sanitario, familiar, comunitario y educativo.
  2. Promover estilos de vida saludables durante el embarazo y el período de lactancia.
  3. Promover el bienestar emocional en la población infantil.
  4. Promover el envejecimiento activo y saludable en la población mayor de 50 años mediante la intervención integral de estilos de vida saludables, así como sobre los entornos y conductas seguras de manera coordinada entre los ámbitos sanitario y familiar-comunitario.
  5. Prevenir el deterioro funcional y promover la salud y bienestar emocional en la población mayor de 70 años potenciando la coordinación de intervenciones integrales en los ámbitos sanitarios, de servicios sociales y comunitarios.

Las intervenciones seleccionadas para la acción son:

Add a comment

 
Please log in to post your comment