Comments of Unidad 3. Ganar en Salud. Un enfoque positivo de atención a la cronicidad

Lectura 3: "Las causas de las causas"

El sedentarismo, los hábitos de alimentación y la obesidad han demostrado ser factores de riesgo porque incrementan la probabilidad de que una persona tenga una enfermedad crónica. Pero estos mismos factores de riesgo vienen a su vez determinados por otros factores (las causas de las causas) que tienen que ver con características personales, sociales y del medio ambiente en el que viven las personas. Son los Determinantes Sociales de la Salud. Estar sin empleo aumenta la probabilidad de padecer enfermedades crónicas, ser una persona fumadora o alcohólica, estar con depresión o con ansiedad y morir prematuramente.

Por ejemplo, se estima que la mortalidad de la población parada durante más de dos años es 3,5 veces mayor a la de las personas empleadas. En España, una persona desempleada tiene un riesgo tres veces mayor de padecer mala salud mental en comparación con quienes trabajan. Sin embargo, ese riesgo se reduce a dos cuando las personas tienen un seguro de desempleo y aumenta hasta más de cinco veces cuando éste se acaba. Nuestra mayor epidemia no son las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, o las enfermedades infecciosas, sino los determinantes sociales que las originan y producen desigualdad en la salud.

Cuando analizamos la distribución social de cualquier enfermedad o la discapacidad por variables, como el nivel de instrucción, los ingresos, el sexo, la edad, o el hábitat donde vivimos se observan estas diferencias significativas entre grupos. Y es que nuestra salud depende en gran medida de nuestra forma de vida individual, de la familia donde hemos nacido, el barrio donde vivimos, las oportunidades de recibir una buena educación, de las características del trabajo que realizamos, del uso de tiempo de ocio, del entorno físico, etc. Los modelos de Determinantes Sociales de la Salud nos permiten responder a la pregunta de por qué unas personas enferman y otras no, y nos sugieren que la enfermedad y la discapacidad no se producen por igual en todos los grupos sociales de forma aleatoria, sino que están relacionadas con la estructura social y los sistemas políticos y económicos en la que vivimos.

En resumen, la salud/enfermedad no se distribuye por igual en todos los grupos sociales. Los grupos de población son distintos, según las características que lo definen y las condiciones en las que transcurren sus vidas, dando lugar a las DESIGUALDADES EN SALUD.

 

Add a comment

 
Please log in to post your comment